20 de julio de 2022

El equipo VESIPROD trabaja con el laboratorio del Dr. Gaël Roué para presentar su prototipo a la competición iGEM de biología sintética

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Barcelona participan en la edición 2022 de la IGEM, el concurso internacional de biología sintética que celebrará su gran Jamboree el próximo 26 de octubre. Bajo el nombre de vesiprod, el equipo cuenta con la colaboración del Dr. Gaël Roué para desarrollar un nuevo sistema basado en exosomas en la lucha contra el linfoma de Burkitt.

El proyecto que describiremos a continuación puede parecer propio de un grupo de investigación consolidado con años de trabajo a sus espaldas, pero en realidad es de un grupo de estudiantes de diferentes grados de biociencias de la Universidad de Barcelona y que tienen pensado nada más y nada menos que modificar una línea celular de linfoma para que, mediante técnicas de ingeniería genética y biología sintética, produzca exosomas altamente purificables cargados con un ARN de interferencia anti linfoma de Burkitt. Más o menos.

Se trata del equipo VESIPROD, la primera participación de la UB al prestigioso concurso iGEM de biología sintética, una competición internacional que promueve el desarrollo de nuevas visiones e ideas para resolver problemas de salud actuales a partir del talento emergente, sin los condicionantes ni las inercias de la investigación profesional académica.

El linfoma de Burkitt es un tipo de cáncer de la sangre que afecta a las células productoras de anticuerpos, los linfocitos B. Se trata de una enfermedad agresiva, que crece rápidamente y puede afectar al sistema nervioso produciendo debilidad y fatiga general. La quimioterapia es el principal tratamiento indicado para los pacientes con este tipo de linfoma, pero desgraciadamente es ineficaz en uno de cada dos pacientes. Hacen falta, por lo tanto, nuevas herramientas terapéuticas.

Aquí es donde entran en juego los exosomas, que son pequeñas vesículas que emiten muchos tipos de células y que forman parte de los sistemas de comunicación intercelulares de muchos tejidos. Los exosomas, que podríamos describir como gotitas minúsculas  de grasa, pueden llevar varios tipos de cargamento en su interior y afectar a la actividad de las células de destino.

El grupo VESIPROD quiere explorar la posibilidad de utilizar exosomas con inhibidores específicos del linfoma de Burkitt, concretamente ARN de interferencia, como una nueva forma de luchar contra la enfermedad y abrir una segunda línea de tratamiento. Para ello estarán trabajando todo el verano en el laboratorio del Dr. Gaël Roué, investigador del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, que les ofrece asesoramiento técnico y un entorno de investigación de nueva generación para desarrollar el primer prototipo, que presentarán en octubre en el jamboree de iGEM.

Más allá de los premios y de la posibilidad de llevar el proyecto a una fase de desarrollo en el futuro, lo que es innegable es que a pesar de su juventud los miembros del equipo VESIPROD ya se pueden considerar investigadores de pleno derecho. De momento, ya han conseguido implicar en el proyecto a la Universidad de Barcelona, Palobiofarma y Capital Cell como patrocinadores, y tienen el apoyo institucional de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Instituto Josep Carreras. Si quieres participar en el crowdfunding de la iniciativa, entra en el siguiente enlace: Participación en competición internacional iGEM (gofundme.com).