7 de julio de 2022

Un nuevo método desarrollado por investigadores del Instituto Josep Carreras predice el riesgo de recaída en niños con leucemia LLA-B con hiperdiploidía

Un equipo internacional liderado por el Dr. Oscar Molina y el Dr. Pablo Menéndez, del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, identifica anomalías cromosómicas asociadas a la recaída en un subtipo frecuente de leucemia linfoblástica aguda de células B (LLA-B), una condición grave que afecta especialmente a niños. Este descubrimiento puede ayudar a identificar desde el diagnóstico aquellos pacientes que tienen un mayor riesgo de sufrir una recaída y darles tratamientos más adecuados, anticipando así la reaparición del cáncer.

El estudio, publicado en la revista especializada Molecular Oncology, confirma que la leucemia linfoblástica aguda de células B (LLA-B) con hiperdiploidía, un subtipo frecuente de LLA-B infantil, se asocia a una elevada heterogeneidad genética con dotaciones cromosómicas variables en las células leucémicas. Los resultados demuestran que las trisomías de los cromosomas 10 y 18 son marcadores de buen pronóstico, que pueden utilizarse para predecir el riesgo de recaída y decidir las estrategias de tratamiento más adecuadas para estos pacientes. 

Además, la investigación también ha descubierto que la variabilidad genética clonal es la responsable de la aparición de combinaciones cromosómicas específicas que llegan a ser predominantes y demuestra que una menor heterogeneidad clonal puede utilizarse, por lo tanto, como otro marcador para predecir el riesgo de recaída en pacientes con LLA-B con hiperdiploidía.

Según los autores principales del estudio, Mireia Ramos de la Universidad Autónoma de Barcelona y Juan L. Trincado del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, el cariotipado clásico pasa por alto la elevada variabilidad genética observada, y es por ello que aconsejan utilizar otras técnicas como el iFISH y la secuenciación de single cell para ser más precisos en el diagnóstico citogenético inicial de la LLA-B infantil con alta hiperdiploidía.

La LLA-B es la neoplasia sanguínea más común en niños y tres de cada cuatro casos afectan a menores de seis años. Se caracteriza por la acumulación de progenitores de células B en la médula ósea, lo que conduce a la infraproducción de células B maduras, que son una parte esencial de nuestro sistema de defensa, así como de otros tipos de células sanguíneas. Una característica habitual de este tipo de cáncer es la presencia de ganancias o pérdidas anormales de cromosomas enteros en células leucémicas.

Cuando las ganancias son demasiado elevadas, de más de cinco cromosomas adicionales, los médicos consideran que se trata de una hiperdiploidía (la diploidía se refiere a la disposición habitual de los cromosomas, que vienen en pares en la mayoría de las células humanas). La hiperdiploidía es un marcador de buen pronóstico y los pacientes con esta característica tienden a responder con éxito al tratamiento.

Sin embargo, son bastante frecuentes las recaídas a partir de células que escapan al tratamiento, lo que significa que parte de la inestabilidad cromosómica observada en la LLA-B con hiperdiploidía podría beneficiar a las células malignas de alguna manera. Para averiguar cómo, los investigadores quisieron saber si alguna ganancia cromosómica específica estaba asociada a la aparición de clones resistentes y a una mayor probabilidad de recaída.

Se analizaron las células de 72 pacientes de LLA-B con hiperdiploidía, 62 de ellos en el momento del primer diagnóstico y 10 después de sufrir una una recaída. El análisis computacional de los datos genéticos de single cell de alta resolución de esas muestras permitió identificar, mediante técnicas frecuentemente utilizadas en los laboratorios clínicos de hematoncología, nuevos marcadores de pronóstico para mejorar la evaluación del riesgo de recaída de los pacientes. Los resultados mostraron que, mientras que los cromosomas 10 y 18 adicionales se asociaban a un buen pronóstico, la baja heterogeneidad clonal resultante de la selección de los clones “más aptos” supone un mayor riesgo de recaída y menores posibilidades de supervivencia.

En general, esta nueva investigación ofrece una nueva perspectiva sobre la LLA-B con alta hiperdiploidía y propone nuevas herramientas para que los médicos puedan comprender mejor los resultados futuros de sus pacientes y mejorar la supervivencia individual.

Artículo de referencia:

Mireia Ramos-Muntada, Juan L Trincado, Joan Blanco, Clara Bueno, Virginia C Rodríguez-Cortez, Alex Bataller, Belén López-Millán, Claire Schwab, Margarita Ortega, Pablo Velasco, Maria L Blanco, Josep Nomdedeu, Manuel Ramírez-Orellana, Alfredo Minguela, Jose L Fuster, Esther Cuatrecasas, Mireia Camós, Paola Ballerini, Gabriele Escherich, Judith Boer, Monique denBoer, Jesús M Hernández-Rivas, Maria J Calasanz, Giovanni Cazzaniga, Christine J Harrison, Pablo Menéndez, Oscar Molina.

Clonal heterogeneity and rates of specific chromosome gains are risk predictors in childhood high-hyperdiploid B-cell acute lymphoblastic leukemia

Molecular Oncology, 21 June 2022. https://doi.org/10.1002/1878-0261.13276