9 de octubre de 2017

Investigadores del IJC i PMPPC-IGTP publiquen a Nature Structural & Molecular Biology nuevas vias de control de la actividad mitocondrial en relación a la macroH2A1.1

Un nuevo articulo publicado por investigadores del Instituto Josep Carreras contra la Leucemia (IJC) revela un nuevo rol para macroH2A1.1

 

 

 

El estudio aporta nueva información sobre como la célula se adapta a distintas necesidades para la actividad metabólica, modulando la composición de cromatina. En concreto, como la macroH2A1.1 se ha demostrado que está involucrada en el control de la actividad mitocondrial de forma independiente de la regulación génica.

 

El proyecto lo lideran Melanija Posavex Marjanovic y Sara Hurtado-Bagès, dos estudiantes de doctorado dentro del programa de la Universitat Pompeu Fabra. El grupo de investigación Chromatin and Cell Fate, liderado por  Marcus Buschbeck, trabaja con doble afiliación en el Instituto de Investigación de Leucemia Josep Carreras (IJC) y el Programa de Medicina Preventiva y Personalizada de Cáncer, Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (PMPPC-IGTP). 

 

En el estudio sobre el desarrollo de células musculares, han descubierto un mecanismo mediante el que las células diferenciadas utilizan un cambio en la composición de cromatina para adaptarse a diferentes necesidades de la actividad metabólica, en el proceso de diferenciación celular. La publicación muestra que la macroH2A1.1, en lugar del rol habitual de variantes de histones, es decir, organizar el ADN y activar la actividad en los genes, está involucrada en el control de la actividad mitocondrial. Este rol parece ser único para esta variante y no se conoce en otras variantes de la familia.

 

Este nuevo e interesante rol de la macroH2A1.1 podría ofrecer en un futuro una nueva diana para tratamientos farmacológicos más precisos.

Ilustración de Line Hurtado

Ver articulo original

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diseño grafico con la permssión de Line Hurtado